¿Recibe tratamiento con bifosfonatos?

brush-18729

Entonces debe vigilar su salud bucodental para prevenir la osteonecrosis del maxilar.

En esta entrada hablamos de bifosfonatos porque son medicamentos que se usan para prevenir y tratar el daño de los huesos en el mieloma múltiple una enfermedad hematológica en la cual los plasmocitos proliferan, sin embargo su uso es más amplio de lo que parece ya que se utilizan también para tratar la osteoporosis, que es una patología muy frecuente con la edad avanzada y con la llegada de la menopausia en la mujer…..

Un señor de 59 años ingresa al consultorio y me dice  -Tengo una ulcera en la encía no se cura con nada… todo empezó después de una extracción dental …..-Pero cada vez está peor, se hace más grande y me dificulta comer por el dolor intenso………una vez en la camilla le pido que abra la boca y pude observar una lesión ulcerada extensa de bordes oscuros, cubierta de pus con exposición del hueso de la mandíbula…

El paciente había recibido quimioterapia por compromiso óseo de un cáncer de origen desconocido (metástasis ósea de primario desconocido) y llevaba 3 años en tratamiento con un bifosfonato de administración endovenosa, exactamente zoledronato. Más tarde comprobaríamos que en realidad el paciente padecía mieloma múltiple. 

¿Qué son los bifosfonatos?

Los bifosfonatos son medicamentos que se usan para prevenir y tratar la osteoporosis, pero también se usan cuando algunas enfermedades como el cáncer de mama, cáncer de próstata y el mieloma múltiple afectan los huesos debilitándolos; los hay vía oral y se usan principalmente para tratar la osteoporosis post menopausia: Fosamax (alendronato), Bonefos (clodronato), Actonel (Risedronato), Boniva (ibandronato), Skelid (tiludronato) ….  Los bifosfonatos endovenosos son más potentes y con efectos secundarios más frecuentes, más graves y más difíciles de curar: Zometa (zoledronato), Aredia (pamidronato), Bondronat (Ibandronato)…..Se usan en la enfermedad de Paget, la hipercalcemia de origen tumoral, metástasis óseas de tumores sólidos y en el mieloma múltiple.

¿Y cómo actúan?

 Los bifosfonatos frenan la activación de las células óseas llamadas osteoclastos que son las encargadas de la desintegración ósea. Cuando el bifosfonato es absorbido por el tejido óseo va a permanecer allí durante más de diez años.

 Los huesos están remodelándose todo el tiempo, es decir hay desintegración ósea que la realizan los osteoclastos y formación de hueso que la realizan otras células óseas llamadas osteoblastos; cuando la desintegración es mayor que la formación se produce la osteoporosis.

¿Todos debemos tomar bifosfonatos?

No, solamente los pacientes que de acuerdo a la valoración médica basada en la historia clínica y resultados de exámenes tengan alto riesgo de fracturas.  En otras palabras los médicos podemos recetar estos medicamentos para ayudar a disminuir el riesgo de fracturas en los pacientes que lo necesiten.

La osteoporosis puede presentarse en cualquier persona, pero es más frecuente en las mujeres mayores ya que la osteoporosis esta condicionada por el envejecimiento y la menopausia. 

 Una Densitometría ósea que mide la densidad del hueso estableciendo si hay o no osteoporosis y si el riesgo de fractura es alto o bajo, ayuda a determinar el uso de los bifosfonatos orales en personas mayores, especialmente mujeres posmenopáusicas en las que la falta de estrógeno es la causa principal de la osteoporosis.

¿Tienen efectos secundarios?

Si….y de hecho es el objetivo de esta entrada…… Que puedas prevenir las complicaciones por el uso de bifosfonatos…. pero antes de continuar, no tienes porque alarmarte ya que estas complicaciones aunque graves son poco comunes.

La osteonecrosis del maxilar es la complicación más temida por los hematólogos al usar bifosfonatos endovenosos en el mieloma múltiple…. afortunadamente se puede decir que su aparición es rara, pero ocurre y es el caso del paciente que describimos al inicio de esta entrada:  El paciente refiere dolor y encontramos que una parte del hueso de la mandíbula ha muerto y esto puede originarse después de la extracción de un diente o de una cirugía de la mandíbula. No es muy claro porque ocurre esta necrosis pero el hueso de los pacientes tratados con bifosfonatos es frágil, y con un pequeño trauma puede dañarse su superficie y quedar expuesto infectadonse fácilmente. El riesgo de osteonecrosis del maxilar aumenta con una extracción dental y la mala higiene, ya que se expone el hueso a la flora bacteriana de la boca produciéndose infección y muerte del hueso progresiva de dificil tratamiento.

Cuando usamos bifosfonatos orales el riesgo de osteonecrosis es de 0,04-0,07% y generalmente ocurre después de 3 años de estarlos tomando, la evolución de la osteonecrosis es menos agresiva que con los endovenosos.

El riesgo de osteonecrosis con los bifosfonatos endovenosos es del 0,8-12% y puede aparecer antes de los 6 meses de uso, no obstante  la mayoría de los casos ocurre en pacientes que reciben tratamientos prolongados.

¿Y como puedo prevenirlo?

– En primer lugar, es importante hacerse una revisión odontológica antes de comenzar el tratamiento con bifosfonatos, para resolver cualquier problema dental que requiera cirugía. Si es necesario realizar una extracción dental esta debe hacerse por lo menos 3 meses antes de iniciar el bifosfonato.

– Conservar hábitos higiénicos bucodentales permanentes que incluyan el uso de hilo dental, cepillado dental tres veces al día, exámen odontológico cada tres a seis meses; si usa dentadura removible esta debe quedar bien ajustada para evitar traumas. La limpieza dental debe realizarse cuidadosamente para evitar herir la encía.

– Si presenta infección en un diente o en la encía debe recibir tratamiento inmediato.

– Si ya ha iniciado el tratamiento con bifosfonatos no debe realizarse extracciones dentales. Los tratamientos de conductos radiculares, los sellamientos o empastes de caries y las coronas pueden ser realizados, no causan osteonecrosis. También se deben evitar los implantes dentales.

-Recuerde informar siempre al odontólogo tratante que usted recibe bifosfonatos.

Hace unos días me ha consultado la hija de un paciente con diagnóstico de mieloma múltiple y quien recibe bifosfonato endovenoso:  – Mi padre tiene unas piezas dentales flojas y le dificulta comer produciéndole dolor porque se mueven mucho al masticar….. ¿Debe ir al odontólogo? me ha preguntado…- Si … debe consultar al odontólogo pero no le deben realizar exodoncias (extracciones dentales)… en estos casos se recurre a la fijación de la pieza dental con distintos medios para evitar la extracción, y se suspende el bifosfonato durante 3 meses para entonces realizar el procedimiento y se reinicia 3 meses después, de todos modos el odontólogo sabe como proceder en estos casos.

Hay que tener en cuenta que los bifosfonatos por vía oral pueden producir irritación del esófago pudiendo causar inflamación y úlcera esofágica con riesgo de sangrado. Todas estas alteraciones del esófago se previenen si se siguen cuidadosamente las indicaciones de uso:

  • Tomarlo inmediatamente al levantarse en la mañana con un vaso de agua no mineral.  

  • No recostarse, permanecer de pie por al menos 30 minutos.

  • No comer ni beber por lo menos de 30 a 60 minutos después de tomar cualquier bifosfonato por vía oral.

Recuerda siempre no automedicarte y mantenerte informado, de esta manera contribuyes al cuidado de tu salud. La prevención siempre será lo mejor.

¡Hasta pronto y buen animo!!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s